Pintura Abstracta

Después de mi etapa figurativa han seguido 4- 5 años de total inactividad pictórica.
La pintura en los últimos años no ha mostrado ninguna tendencia predominante, ninguna teoría vanguardista, ningún grupo que establezca pautas, ni siquiera ninguna personalidad artística predominante. Por tanto, hoy por hoy, en la pintura actual todo vale, desde la pintura rigurosamente conceptual o incluso radical, hasta la pintura por la pintura más elemental.
En este contexto, y finalmente después de mi inactividad (que yo considero evolutiva) ha surgido mi actual etapa abstracta.

Pinto casi siempre en el suelo y utilizo el dripping como Pollock, que sería según ello mi punto de referencia. Utilizo también en ocasiones otras variantes técnicas.
Subrayo que las diferentes técnicas y más en este caso, no tienen valor en sí mismas. Solo importa el estilo y sobre todo el resultado obtenido. Este resultado no importa que resulte agradable o feo a la mirada, según Greenberg, solo si es o no original.

Con esta técnica, lo que ocurre en el lienzo es casi impredecible, cuando se percibe la sugerencia que nos lanza hay que aprovecharla y hacerla real, como decía Baziotes.
LA consecuencia de todo ello es que para mí la pintura del cuadro se convierte en una aventura fantástica y una gran diversión.

Los medios disponibles: lineas, color, manchas, borrones no se disponen ya para representar objetos identificables reales como en la figuración. Realmente se aspira a no pintar nada conocido o a pintar la nada según Mondrian.
Los medios disponibles deben ser capaces por si mismos de tener un valor plástico y ello será posible siempre que ofrezcan el aspecto de un todo indisoluble i coherente.
Si no se pinta nada conocido ¿Sera una obra solo a nivel de decoración? NO. Los medios disponibles empleados son en este caso el tema de la pintura. Sustituyen ellos mismos el almacén de imágenes externas de la pintura figurativa. Deben de tener para ello calidad sugestiva propia, aportando luz, espacio, movimiento y ritmo por ellos mismos. Será la pintura pura. La pintura por la pintura.

Hay que subrayar de todos modos que aunque con una nueva plasticidad, el cuadro seguirá siendo un lugar privilegiado donde detener la mirada. Según decía Maria Zambrano